Terrorista americano

Con este artículo, Reemplaz0 inicia la que espera sea una fructífera asociación con Varsovia, site especializado en novela gráfica, dirigido por el investigador y dibujante Diego Guerra. Por ahora, baste destacar la coincidencia de este post y el clima de empalme entre el paro nacional y las actividades de protesta para el presente año (recomendación: descargar el cómic referenciado). Sin embargo, el rango de intereses de Varsovia no sólo es la reseña de narraciones en secuencia activistas, más bien apunta a la difusión amplia y gratuita de joyas de este arte bien sean comprometidas, apolíticas, surrealistas, místicas, etc. Bienvenides:

En 1975 se publica The Monkey Wrench Band (La banda de la tenaza) de Edward Abbey. El libro fue un éxito de ventas absoluto y fue tal vez la primera novela satírica que canalizó ciertas inquietudes contraculturales de la América inmediatamente posterior al fracaso de la guerra de Vietnam. Según el libro, la banda de la tenaza es un improvisado grupo ecoterrorista integrado por un médico cincuentón, un veterano de guerra, un granjero mormón y una hermosa hippie quiénes, sin tener aparentemente nada en común, se unen para causar destrozos en construcciones, represas y fábricas que atentan contra el medio ambiente. Es La banda de la tenaza un libro muy ameno, muy bien escrito y muy emocionante, y es además un absoluto best-seller contracultural. Décadas después, American Terrorist (A Wave Blue World, 2012), no tuvo una milésima de ese éxito y repercusión, y es realmente una lástima, porque a la par de ser una novela gráfica muy sólida, es poco menos que La banda de la tenaza del siglo XXI.

Owen es un periodista independiente, tan independiente que nadie lee su blog. Hannah es una solitaria maestra de escuela que padece trastorno bipolar y tiene problemas para socializar. Hannah visita su aseguradora por problemas con su medicación y no se la quieren cambiar. Al borde de una crisis nerviosa, Hannah grita “si no me cambian mis pastillas voy a explotar”. La gente no entiende lo que pasa y creen que se trata de un atentado suicida, generándose una falsa alarma en la que Hannah es evacuada del lugar confundida con un rehén y finalmente es apresada por Todd, un oficial del FBI que de muy malos modos la somete y la trata de forma violenta, entonces Owen, que ha venido a cubrir la supuesta toma de rehenes, entra a defender a Hannah, forcejea con el policía e, involuntariamente, lo mata al clavarle en la yugular la plumafuente que sus padres le acaban de regalar. Habiendo llegado a ese punto de no retorno, Owen y Hannah se ven obligados a huir y se involucran con Los comandos de la Tierra, un grupo de ecoterrorismo que sabotea obras de infraestructura. De pronto el blog de Owen se hace popular, sus denuncias en video de abusos de las corporaciones, de contaminación del agua potable y abusos contra los animales empiezan a tener miles de visitas. El y Hannah se convierten en héroes de culto y mucha gente busca la forma de ayudarlos. Pero las cosas no serán fáciles, el cerco de la policía es intenso, y el objetivo no es arrestar a esta pareja que no comete actos violentos y que denuncia acciones ilegales realmente graves cometidas por empresas intocables, si no silenciarlos al costo que sea. En su huida, Owen y Hannah arrastrarán consigo a algunos de sus amigos y cuando empiece a derramarse sangre inocente se preguntarán, tal vez muy tarde, por el sentido de su lucha.

Publicada casi al unísono con los sucesos de Occupy Wall Street, American Terrorist aparece bajo el sello que su autor, Tyler Chin-Tanner, creó para publicar sus propios comics y otros proyectos (ultra) independientes: A Wave Blue World. Está coescrita con su esposa Wendy e ilustrada por Andy McDonald. Es un comic muy ambicioso, arriesgado, y extenso (más de 200 páginas). Un tratamiento bastante responsable de lo que implica hacerse parte de la subversión, que acaso ofrece una visión un poquito romántica de estos Comandos de la Tierra, pero es siempre un libro ameno, al que el único reproche posible sería su un tanto abrupto final. A ocho años de su aparición, American Terrorist adquiere absoluta vigencia cuando los disturbios se toman las calles de varias de las ciudades más importantes del mundo, y cuando el conflicto ecológico parece desmadrarse. American Terrorist, además de entretenernos y emocionarnos, nos muestra en colores vividos la capacidad del cómic para hablar de temas profundos y actuales.

Diego Guerra
Vive a diez cuadras de su lugar de nacimiento, una clínica privada de Bogotá que hoy parece el escenario de una película de zombies. Dibujante de comics y otras cosas, pero sobre todo de comics. Los últimos años se ha dedicado a trabajar con guionistas independientes de Estados Unidos e Inglaterra, su trabajo más reciente fue Lady Redbeard, con el guionista Justin Gray. Ha manejado los blogs El Komunista Loko, 68 revoluciones y en la actualidad el portal VARSOVIA, dedicado exclusivamente a reseñar artículos sobre comics y publicar uno que otro cómic breve suyo o de sus amigos. Existe el rumor de que en su juventud dirigió un largometraje de dibujos animados, pero al momento de redactar esta semblanza Guerra no lo ha confirmado ni negado.

https://varsoviacomix.com/
Diego Guerra on InstagramDiego Guerra on Twitter

NO SE PIERDA DE NADA

Subscríbase a nuestra GACETA, para estar al día con nuestro contenido


Síganos en redes: