¿Qué dice el campo artístico colombiano sobre el paro nacional? José Aramburo

Este ciclo de entrevistas surgió tras conocer en medios alternativos la existencia de ciudadanos paramilitarizados de barrios de estrato alto, que apoyaron las agresiones de las fuerzas policiales contra las manifestaciones del paro nacional disparando munición desde sus cálidos hogares el viernes 4 de diciembre.

Ante la imposibilidad de confirmar esta información por la prensa convencional, decidí preguntar a personas que supieran de esos y otros hechos similares.

El paso siguiente se dio de forma natural, ¿y si aprovechaba la oportunidad de esa minientrevista para preguntar sobre las actuales movilizaciones dentro del campo artístico local?

Van aquí las respuestas.

______________

José, en algunos eventos artísticos que han coincidido con las dos semanas que lleva el paro, varias personas del campo artístico y afines a él han juzgado severamente la participación de los artistas en las movilizaciones. Básicamente, se acusa al gremio de desconexión, molicie y mala educación política. 

Desde su perspectiva, ¿cómo ve la participación de los miembros de esta comunidad en las actuales movilizaciones?

Veo una participación activa en las movilizaciones. Me consta por el derroche de imágenes y videos que se han publicado repetida y repetitivamente desde que arrancó el paro. No creo que haya desconexión de “el gremio” porque nunca ha habido alguna conexión. Lo que usted llama “gremio” son células –para ponerlo en terminología de la CIA- que se encuentran esporádicamente en alguna inauguración grande. Sobre todo en las que el trago es gratis.

Qué opinión le merecen los cada vez más habituales ejercicios de control, censura y destrucción de contenidos e imágenes contra miembros del campo cultural del país?

La censura es un acto político muy torpe sobre todo en tiempos de las redes sociales porque logra dar una mayor visibilidad  y circulación a la información censurada: con lo que se comprueba la ineptitud e ignorancia de gran parte de quienes ejercen cargos de poder político.

Además del allanamiento a Cartel urbano después de que el subpresidente inaugurara un edificio de apartamentos en San Felipe  ¿ha sabido de otras acciones similares en ese barrio contra artistas u organizaciones culturales?

No, pero no me sorprendería que tengan entre ojos a varios, incluido reemplaz0. Si fuera ustedes empezaría a publicar desde las montañas de Colombia.

¿Sabe de iniciativas de artistas que busquen relacionarse de algún modo con la movilización?

He visto un sinnúmero de artistas relacionados con la movilización. Sobre todo desde su lugar como maestros, estudiantes, empleados tercerizados, ecologistas, indigenistas, etc…

¿Cuáles cree usted que son las peores implicaciones de la ley naranja para el campo artístico? 

No estoy tan seguro de eso porque ni siquiera entiendo muy bien de qué se trata eso. Es una forma de censura real, alentando a los artistas a hacer parte de aventuras económicas en vez de andar diciendo cosas molestas para el gobierno de turno.

¿Cree que sean solucionables y de qué manera?

Todo es solucionable pero es más fácil echar a perder. Todo pasaría por diseñar un ente de cultura técnico e independiente de los gobiernos de turno, pero me temo que eso nunca pasará.

¿Las incluiría como reivindicaciones del paro nacional? 

No

¿Ha sabido de manifestaciones culturales de artistas opuestos al paro?

No he sabido de eso. Es muy impopular no estar a favor del paro pero me imagino que habrá algunos, sobre todo en Antioquia.

¿Qué opina sobre la noche de pánico colectivo inducida en Bogotá el 22 de noviembre?

Una postal del subdesarrollo. Lo peor del asunto es ver como gente educada cae redondita en estos chascarrillos policiales. Poner un toque de queda en una ciudad como Bogotá es de lo más bruto que he visto en este gobierno: como de manual de la CIA del siglo pasado. Esta generación valiente –salvo algunos muy valientes casos- mostró ahí su incapacidad para hacer una revolución.

Guillermo Vanegas
En 2010 fundó Reemplaz0, donde realiza curadurías históricas y de arte contemporáneo. Fue curador de los 13 Salones Regionales de Artistas y del 44 Salón Nacional de Artistas. Trabajó en la Oficina de curaduría del Museo Nacional de Colombia y la Gerencia de artes de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Recibió la Beca de investigación monográfica del Ministerio de Cultura de Colombia en 2015, el Premio Internacional de Crítica de Arte de la revista Lápiz en 2005 y Premio de Ensayo Crítico, otorgado por el I. D. C. T, ese mismo año. Desde 2007 se desempeña como profesor en varias universidades bogotanas. A partir de 2016 coordina la sala de exposiciones ASAB.
Guillermo Vanegas on FacebookGuillermo Vanegas on InstagramGuillermo Vanegas on Twitter

NO SE PIERDA DE NADA

Subscríbase a nuestra GACETA, para estar al día con nuestro contenido


Síganos en redes: