¿Cómo ganarle una tutela al Ministerio de Cultura?

Entrevista con Felipe Lozano, artista

El coronavirus llegó y se quedó. Ante esta circunstancia, la institución rectora del estímulo a la producción de arte contemporáneo en el país asumió un estricto distanciamiento social contra quienes debía representar. Además de ignorar cómo, por qué y a cuántos artistas dirigir su labor, las particulares circunstancias de este periodo, terminaron por revelar el grave trastorno de personalidad múltiple que ha venido afectando al Ministerio de Cultura durante la actual subpresidencia. En una rara mezcla de Stevenson y Boccaccio, la pandemia nos reveló a una ministra que nunca quiso hacer nada, apenas servía como cuota de inclusión étnica en el gabinete y hace tiempo está que se va; por otro, nos mostró el perfil más agrio de un ministro naranja que entiende mal la idea de generación de valor y, generalmente, la utiliza como regaño. 

En medio de ese panorama, la entidad siguió con lo poquito bueno que venía realizando desde gobiernos anteriores pero a las patadas: lanzó su programa anual de convocatorias e inmediatamente alegó haberlo creado ex profeso para la crisis; empezó a cambiar los términos de esos documentos, sin dar mínimas explicaciones; y finalmente, como toda entidad del Estado colombiano durante los últimos cincuenta años, empezó a perder demandas. 

Una de ellas fue interpuesta por el joven artista bogotano Felipe Lozano, quien, harto del descaro con que fueron manipulados los plazos del cronograma de la Beca de Creación para Jóvenes Artistas, decidió dejar de creer en varios de los muchos axiomas que lastran al campo artístico local: Que si se quejaba sería vetado por los mandos medios del Ministerio. Que un-artista-jamás-puede-impugnar-una-decisión-administrativa. Que los textos de las convocatorias que publica una entidad cultural son letra muerta. Que es imposible exigir el respeto al debido proceso en un Estado de derecho.

Por eso, desde Reemplaz0 decidimos fastidiar su jornada de trabajo habitual para hacerle la siguiente entrevista.

Reemplaz0: Felipe, ¿específicamente por qué interpuso una tutela contra el Ministerio de Cultura?

Felipe: El día 1 de abril de 2020 abrieron la convocatoria, y ese mismo día, como acostumbro a hacer, escribí en mi calendario la fecha de cierre (5 de junio) de la convocatoria para tenerla presente. Sin embargo, el 26 de mayo, cuando fui a presentar mi propuesta, la convocatoria ya no aparecía pública en la plataforma. Escribí un correo y me contestaron diciendo que habían decidido adelantar la convocatoria y que la nueva fecha de cierre era el 25 de mayo. Tras esta confusión entré a la página web del Ministerio y me di cuenta de que aparecían publicas tres fechas de cierre diferentes (5 de junio, 18 de mayo y 25 de mayo) y que las tres aparecían como ciertas en documentos vigentes. Además, las resoluciones modificatorias no estaban publicas, pues cuando entraba al enlace que debería conducir a la resolución, estas no cargaban y en cambio aparecía una página en blanco que decía “Error 404 Page not found”. Tras tanta desinformación intenté comunicarme por todos los medios posibles con el ministerio para aclarar estas confusiones y recibir información; intenté comunicarme por correos electrónicos, por Facebook, por Twitter, por teléfono y hasta mandé un derecho de petición, y el Ministerio nunca resolvió mi solicitud de inscripción. Mi único contacto fue con una funcionaria del Ministerio cuyo teléfono aparecía público en la página web del Ministerio, quien manifestó que las fechas de cierre de la convocatoria se habían adelantado debido a supuestas peticiones de algunos artistas. Además, esta funcionaria reconoció que existía una serie de incongruencias que generaban desinformación; inclusive se dio cuenta de que el enlace de la resolución que modificaba la fecha de cierre no estaba habilitado desde su fecha de publicación.

Por estas razones, interpuse la tutela contra el Ministerio de Cultura. Esta serie de modificaciones vulneraron mis derechos fundamentales al debido proceso y a la información, tal como lo corroboró el Juzgado 24 de familia, pues el Ministerio, además de adelantar dichas fechas, generó desinformación al mantener en su página web 3 fechas diferentes de cierre y no publicar las resoluciones modificatorias.

R: He visto a las mejores voces de mi generación decididas a demandar las decisiones tomadas en cualquier despacho gubernamental de cultura, sin embargo siempre alegan ignorar la forma de confeccionar un derecho de petición o una tutela. En este sentido, ¿cómo fue el diseño de esta petición?

F: Bueno, sucede que yo soy muy organizado y tenía documentado todo lo que estaba sucediendo. Siempre tomé capturas de pantalla cada vez que intentaba acceder a las resoluciones, y hasta hice un video abriendo el enlace que conducía a la pagina en blanco. También documenté muy bien las denuncias que otros artistas hicieron en redes sociales sobre el adelanto arbitrario de esta y otras convocatorias por parte del Ministerio. En total, recogí más de 100 denuncias entre post de Facebook, Twitter y conversaciones de chats con otros artistas. Todo esto lo adjuntaría más adelante en la tutela.

Yo no soy abogado pero he estado en círculos de activistas y de defensores de derechos y creo que en esos espacios he aprendido cómo materializar las injusticias en acciones legales que generen transformación. En este sentido, lo más importante que uno debe hacer es presentar muy bien escrito lo que sucedió: los hechos son lo más importante al momento de presentar una acción como esta. Todos los ciudadanos podemos hacerlo sin la necesidad de un abogado. Es un derecho fundamental que tenemos desde la constitución del 91. Es más, uno puede presentar tutelas hasta oralmente. En este país, donde el Estado es tan arbitrario, es importante que la ciudanía pueda acceder a la justicia de manera efectiva.

Entonces, lo que yo hice fue contar uno a uno los hechos, los organicé cronológicamente y los enumeré. Además, por cada uno de los hechos narrados anexé una prueba documental. Después argumenté porque el Ministerio de Cultura me había vulnerado 3 derechos fundamentales: el derecho a la igualdad, el derecho al debido proceso y el derecho a la información veraz y efectiva, citando nuestra Constitución. Sin embargo, el juzgado solo reconoció los dos últimos derechos. Finalmente hice una serie de solicitudes al despacho para que ordenara al Ministerio la reapertura de la convocatoria, entre otras solicitudes. Acá en este enlace les dejo la tutela completa: Accioìn de Tutela Felipe Alejandro Lozano Hurtado

R: ¿Recibió ayuda de algún bufete especializado en procedimientos jurídicos relacionados con la administración de cultura?  

F: No, solo llamé a un par de amigos que saben hacer tutelas y me pasaron unos formatos con las cosas más formales.

R: ¿Cómo fue el proceso para interponerla?

F: Debido a la emergencia sanitaria, para interponer acciones de tutela en Bogotá se puede hacer a través de este correo: tutelasbta@cendoj.ramajudicial.gov.co. Así que envié toda la tutela con los anexos en un mismo pdf a ese correo.

R: ¿Ante quién la interpuso? 

F: En esta parte fue en la que me ayudó uno de mis amigos. Yo no sabía pero el juez competente para demandar a una institución como el Ministerio son los tribunales, en mi caso el Tribual Superior de Bogotá. Sin embargo, y no se si esto se debe a la emergencia sanitaria, se lo asignaron a la jueza 24 de familia.

R: ¿Cuánto tiempo demoró el veredicto?

F: Una tutela debe ser resuelta en un plazo de 10 días hábiles. El fallo llego a mi correo el último día.

R: Luego de que la radicó, ¿qué debió hacer?

F: Esperar los 10 días y consultar en la página de la rama judicial las actualizaciones del proceso. Esta es la pagina: https://consultaprocesos.ramajudicial.gov.co/Procesos/NombreRazonSocial#DetalleProceso

R: Específicamente, ¿a qué obliga esta tutela al Ministerio de Cultura?

F: El juzgado resolvió: primero, tutelar mi derecho a la información y al debido proceso por los hechos expuestos. Segundo, ordenó al Ministerio de Cultura que, dentro de los 5 días siguientes a la notificación de la sentencia, reabra la convocatoria “Becas de Creación para Jóvenes Artista” por un término de 15 días para que los artistas interesados en dicha postulación puedan presentarse a la misma. Adicionalmente, le ordenó que debía informar a través de la página web y las redes sociales sobre la ampliación de la convocatoria en cuestión y que modifique el cronograma para dicho efecto.

En pocas palabras, el Ministerio está en la obligación de reabrir la convocatoria y hacer la publicidad necesaria.

R: ¿Cómo espera que surta efecto el cumplimiento de esta tutela?

F: El próximo lunes 6 de julio se cumple el plazo de 5 días para que el Ministerio reabra la convocatoria. En caso de que el Ministerio no acate una orden judicial tendré que radicar un desacato por incumplimiento. Pero yo confío en que el Ministerio de Cultura será sensato y cumplirá esta orden judicial bajo los términos designados.

R: Si el Ministerio decide aplicar la ordenanza, ¿aplicará a la Beca de Creación para Jóvenes Artistas? 

F: Sí ¡Por su puesto! Por esa razón fue que inicié esta disputa. Tengo todo listo para presentar mi postulación en cuanto reabran la convocatoria.

Felipe Lozano* (1994) es un artista colombiano con base en Bogotá. Egresado en Artes Plásticas y Visuales de la Facultad de Artes ASAB de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, y candidato a Magister en Investigación en Arte y Creación de la Universidad Complutense de Madrid, España.

Su trabajo comprende obras en pintura, video, instalación y medios digitales. Es cofundador de Infamia Colectivo, grupo de artistas jóvenes con interés en los nuevos medios y el impacto que estos tienen sobre la generación nacida en los noventa. Ha participado en exposiciones individuales y colectivas con obras de su autoría, y en residencias a nivel nacional e internacional, recibiendo varios reconocimientos por su trabajo.

Su obra se centra en su historia personal, desde su concepción por una tecnología de reproducción asistida hasta constantes cuestionamientos sobre la condición humana a partir de sus propias experiencias. Los proyectos que desarrolla surgen por la necesidad de hallar su lugar en el mundo, basado en la creencia de que el arte tiene la capacidad de sintetizar lo que somos como seres humanos. A través de diferentes lenguajes aborda temas como el deseo, la muerte, el origen de la vida, la manera cómo habitamos y transformamos el mundo, el afán humano por trascender, por crear nuevas tecnologías para satisfacer necesidades, por reproducirse, por mejorarse, por consumir, por presumir.

felipelozano.com

Guillermo Vanegas
En 2010 fundó Reemplaz0, donde realiza curadurías históricas y de arte contemporáneo. Fue curador de los 13 Salones Regionales de Artistas y del 44 Salón Nacional de Artistas. Trabajó en la Oficina de curaduría del Museo Nacional de Colombia y la Gerencia de artes de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Recibió la Beca de investigación monográfica del Ministerio de Cultura de Colombia en 2015, el Premio Internacional de Crítica de Arte de la revista Lápiz en 2005 y Premio de Ensayo Crítico, otorgado por el I. D. C. T, ese mismo año. Desde 2007 se desempeña como profesor en varias universidades bogotanas. A partir de 2016 coordina la sala de exposiciones ASAB.
Guillermo Vanegas on FacebookGuillermo Vanegas on InstagramGuillermo Vanegas on Twitter

NO SE PIERDA DE NADA

Subscríbase a nuestra GACETA, para estar al día con nuestro contenido


Síganos en redes: